masdesantllei

ESPECIALISTAS EN

BANQUETES Y BODAS EN BARCELONA



Magia, esa es la sensación que se obtiene al visitar el Mas de Sant Lleí. Silencio, Naturaleza, Paz, Historia, Romanticismo, Poesía, Elegancia... En un marco incomparable, rodeado de bosques, emerge la construcción señorial cuyos orígenes se remontan en plena edad Media.
Sus mas de 40 hectáreas de finca privada albergan una magnífica casa señorial, cuyos orígenes se remontan al siglo XII, y 30.000 m2 de bellos jardines con unas vistas espléndidas.
Y todo ello, a tan solo 15 minutos de Barcelona, dentro del término municipal de Vilanova del Vallés, entre Alella y Granollers.

La finca se distribuye en dos zonas totalmente independientes, Masía histórica, y salones de nueva construcción guardando una simbiosis con el entorno y la Masía histórica. Estos salones están divididos en dos zonas, Sant Esteve, que debe su nombre del patrón de Vilanova, y la zona Santa Yusta que debe su nombre a una fuente de la propia finca que data del siglo XVI. Cada una de ellas dispone de sus propios jardines, terrazas de aperitivos, salón, guardarropía, sala de descanso y un tocador salita privada.
Mas de Sant Lleí, fue ideado con el objetivo de dar en todos los servicios la máxima calidad. Y así se nos reconoce después de más de catorce años de experiencia. Su belleza natural e histórica, su privilegiada situación y la esmerada dedicación de todo su equipo humano hacen de Mas de Sant Lleí el lugar idóneo para celebrar su boda o sus fiestas más íntimas.

Cuenta la historia . . .
Que la casa debe su nombre al obispo francés Sant Llei, caballero en los ejércitos de los descendientes de Carlo Magno. En pago a sus gestas fue recompensado con estas tierras a las que bautizó con su nombre. Las primeras noticias escritas de la casa nos trasladan a plena Edad Media, en el año 1129, cuando Rolando de Sant Llei y su familia donan parte de las tierras al Abad de Sant Cugat. Años más tarde, la casa perteneció, junto al Castillo de la Roca, a Berenguer de Sant Llei para, posteriormente, pasar a manos de la familia Marques, altos dignatarios de la corona de Aragón, que regentaron la casa, sus tierras y el castillo durante más de un siglo. La casa disponía entonces de una pequeña ermita anexa que fue derribada en 1450 para unir sus dependencias a la parte de la casa. En las guerras napoleónicas, el Mas fue una fortaleza, donde se protegían de los ejércitos napoleónicos, las familias nobles de la comarca. En el transcurso de los siglos, la casa y sus tierras fueron propiedad de diferentes señores como fruto de herencias, donaciones y ventas convirtiéndose en masía para cultivos y labranza. En 1887, sus propietarios los Condes de Reus, transforman parte de la Masía en casa señorial respetando parte de la estructura de masía tradicional y haciendo gala de un gusto exquisito. Mas de Sant Llei fue declarada el 11 de octubre de 1994 por la Generalitat de Catalunya Masía de interés cultural.